Elección

El crepúsculo

sin sonidos ni silencios;

muere el día,

y el candado de la noche

clausura los sueños y sus instantes,

esos que alguna vez fueron

infinitos.

Busco en mi nocturno y esperanzado firmamento

el designio de la estrella más brillante;

elijo despacio

y sin miedo

la llave de mi nuevo amanecer,

ya sin rejas.

(4.Octubre.2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s