¿Estudiantes con discapacidad = niños invisibles?

La semana pasada apareció publicada esta noticia en el diario La Tercera: “Aumento de subvención escolar no considera a estudiantes con discapacidad”.

Según un estudio del Centro de Políticas Comparadas de la UDP y de la Fundación Mis Talentos , el proyecto de ley que aumenta las subvenciones no incrementa en modo alguno los subsidios para educación especial diferencial ni para necesidades de aquellos niños que pueden educarse en un colegio común, como los que tienen dificultades auditivas o visuales.

La ley 20.201, que regula las subvenciones de los alumnos con necesidades educativas especiales, establece que los colegios que reciben a estos jóvenes tienen un subsidio especial. Por ejemplo, por un párvulo sin necesidades especiales, el Estado entrega actualmente una subvención de $ 38 mil, mientras que por uno que presenta alguna discapacidad da $ 141 mil.  Sin embargo, la ley no permite a las escuelas usar la totalidad de la subvención para un niño con discapacidad en programas para su integración, sino sólo lo que queda disponible después de la subvención regular. Esto es, $ 103 mil. Con el proyecto de ley, que sólo aumenta la subvención regular (a $ 45 mil) y no la especial, el remanente para el alumno con necesidades especiales disminuye. Según cálculos de la UDP y la Fundación Mis Talentos, quedaría en $ 96 mil, con lo que disminuye en 7%.

Isabel Zúñiga, directora de la Fundación Mis Talentos, afirma que “disminuyen los recursos para los alumnos con discapacidad y aumentan las dificultades para que los establecimientos reciban a los jóvenes”. Otra consecuencia, explica la directora, es que teniendo a niños matriculados con discapacidad, no se les eduque de acuerdo a su situación.

Pero, lo que es más grave aún, cuenta Zúñiga, es que en el Congreso no se discutió el tema. “No es que intencionalmente hayan querido bajar los recursos, sino que fue invisible”, afirma.

Puedes leer la noticia completa aqui.

Después de leer, averiguar y de una conversación directa con Isabel, a quien tengo el gusto de conocer, la conclusión de todo pareciera ser que los estudiantes con discapacidad son invisibles para el sistema educacional chileno, y las instituciones encargadas -por Ley- de enfrentar la discapacidad en Chile, no tienen conocimiento de lo que sucede con las personas con discapacidad, ya que no he visto o leído pronunciamiento alguno del Senadis o del Ministerio de Desarrollo Social sobre esta noticia-omisión-condoro-olvido.

Es un olvido inexcusable.

Actos como estos contribuyen a aumentar la discriminación en contra de las personas con discapacidad,  hacen ilusa la idea de inclusión escolar en Chile, ya precaria, y sólo logran mantenerla en el papel.

Desaparece y se destruye el incipiente modelo de protección social que se ha ido construyendo, las pocas oportunidades desaparecen, creando un ambiente que fomenta la pobreza, a la marginalidad y la involución social.

Y no está de más afirmar que este “olvido” constituye una una violación flagrante y sostenida de los derechos humanos, auspiciada, protegida y promovida por el propio Estado.

Hace un par de semanas leí esto en el blog de una amiga: “Si no le gusta el sistema, trabaje para cambiarlo. No tome la oferta sólo porque es lo que hay. Proponga algo distinto. Forme un nuevo referente. La responsabilidad es nuestra, no de quienes están en el poder gracias a un sistema que,  a estas alturas, no representa a nadie.” Fue a propósito de la contigencia politica del país, pero más aún, recoge ideas que varios, de una u otra manera, hemos ido explotando y que tienen por objeto llevar a la práctica todo lo que somos capaces de decir en la redes sociales. Si fuera por twitter, ya tendríamos nuevo gobierno, un SHOA profesionalizado al estilo americano, a Guardiola en La Roja, etc….pero el llamado fundamental era, y es, a hacer lo que decimos que somos capaces en las redes sociales: reclamar, proponer, construir, poner la otra mejilla, ofrecer la dos manos, y en definitiva, luchar por un país mejor y una sociedad donde todos tengan cabida. (aquí el artículo de mi amiga @eslaMALAgotelli)

¿Qué podemos hacer?

Hagamos visibles a los niños-estudiantes con discapacidad.

¿Como?

El proyecto de ley está en el Senado, en tramitación aún. Por lo tanto, demos a conocer la noticia, y que se conozca esta “omisión” en perjuicio de los estudiantes con discapacidad: usen redes sociales para ello, por ejemplo. Escríbanle a los senadores, y especialmente a los que integran la comisión de educación, a fin que no aprueben el proyecto como está y mientras no se modifique, y se salve esta grave “omisión”.

Les dejo una pequeña lista de las cuentas a las cuales escribí y ustedes pueden hacerlo también:

@LavinJoaquin  @Harald_Beyer  @mds_gob

@marcelodiazd  @SenadorCantero  @Antoniohorvath

@SenadorTuma @jagomez @lilyperez @senadorquintana

@albertoespina @patriciowalker @chahuan @senadornavarro

@FulvioRossiC @CamaraSenadores @ignaciowalker

@guidogirardi @lagosweber @enavonbaer

No dejen  – dejemos – que esto pase.

Una educación inclusiva requiere una sociedad inclusiva. Y esa la construimos todos.

Patricio Medina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s