Un instante infinito

Pasó la Navidad y las fiestas de Año Nuevo; las ceremonias de fin de año, los actos escolares, y todo el ajetreo que involucra terminar un año, intenso por lo demás, y cargado de emociones, de éxitos, de momentos buenos y de los no tanto; son instantes infinitos, de aquellos que se disfrutan a veces individualmente entre el silencio y la esperanza. Este es uno de ellos.

La Trini, mi hija mayor, terminó, como en los últimos años, con muchos premios escolares, y con el de la excelencia académica, un orgullo siempre. Santiago, mi hijo menor, un pequeño “aspie”, de quien les conté en un artículo anterior, terminó un año de muchos cambios en el colegio, partiendo por dejar el buzo y usar el uniforme, cumplir horarios más rígidos, hasta la exigencia de sus nuevos profesores y rutinas. Fue un gran cambio, de rutinas, de exigencias, de horarios, de una situación establecida, que me tuvo preocupado gran parte del año. No es fácil para un “aspie” cambiarle de un día a otro todo un sistema, comenzar uno nuevo, adecuarse, y que ese quiebre no tenga consecuencias. Sin embargo, Santiago lo hizo muy bien, con una que otra queja de su parte, pero hizo un gran esfuerzo en lo académico, en lo social, en lo conductual, por salir adelante.

Santiago no obtuvo el premio al mejor alumno de su curso, sin embargo, obtuvo uno que vale para mi más que eso: fue elegido el “mejor compañero” por sus pares, por sus amigos.

El compañerismo implica mucho: buenas relaciones, solidaridad, apoyo, empatía, el abrazo del amigo cuando algo pasa, la mano cuando ha caído, la defensa de la amistad. Para mí fue eso durante los años escolares, que más allá de los premios, tratamos de vivirlo y practicarlo con aquellos que hasta el día de hoy, son mis amigos del colegio.

Las habilidades sociales de las personas con asperger son quizá la arista que más caracteriza la condición: la dificultad para relacionarse, para hacer amigos, para entender y descifrar los códigos sociales, para ponerse en el lugar del otro. Y digo dificultad porque es eso, no es que no puedan hacerlo, es que no saben cómo, y eso se trabaja, y es aquí donde la terapia ocupacional tiene un papel preponderante.

Santiago no entendió mucho cuando lo abrazaron y le dieron el diploma, creo que pensó que era otra muestra de cariño de sus amigos, porque es bien querido, y respondía abrazos como siempre. Pero para mí fue y es un tremendo logro, un gran avance, una muestra que vamos por el buen camino, que todo lo hecho con el equipo durante estos años dio un pequeño fruto.

Mejor compañero 2012

Quise compartir con ustedes esta historia simplemente para contarles que se puede, que con trabajo y especialmente con una intervención temprana, el desarrollo de habilidades se produce y rinde frutos. Yo también soy de los que cree que en la condición espectro del autismo hay sólo dos grados: el de las personas que tuvieron acceso a una intervención de calidad, y de las que no. Y la lucha va por obtener que todos tengan acceso a esa intervención, no sólo quienes puedan pagarla. La necesidad de una política pública, real y efectiva, respecto de la condición espectro del autismo, y de la discapacidad en general, es cada vez más necesaria.

El sueño de la inclusión se hace realidad en la medida que lo trabajemos, que lo aterricemos, que hagamos algo por alcanzarlo y no esperar que los demás lo hagan, que cada uno de nosotros tiene que hacer su parte del trabajo en la construcción de esa sociedad inclusiva que queremos, y no sólo para las personas con asperger, sino para todos, para las personas con autismo, las personas con síndrome de Down, las personas con alguna discapacidad, en definitiva, para la neurodiversidad. Los niños que crecen juntos aprenden juntos, ellos no hacen la diferencia porque no la conocen si han convivido desde pequeños con la neurovidersidad. Por eso, es en el colegio donde se enseña y aprende sobre la sociedad inclusiva, esa que es necesaria para que algún día  tengamos en serio y realmente, una educación inclusiva. Y ese es parte del trabajo y objetivo que hacemos y tenemos en Fundación Amasperger. (@Amasperger en twitter)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s